7.6.09

Alucard.

Por ser inmortal y casi invencible, Alucard es muy ególatra. Generalmente rebaja a las personas por cualquier o ninguna razón en lo absoluto. Su sonrisa lobuna y cargada de sarcasmo revela el morboso placer y desprecio que siente al ver perecer, a quienes lo merecen, bajo el fuego de sus armas.
Photobucket

Alucard demuestra en las varias encarnaciones de Hellsing un increíble y abrumador arsenal de poderes sobrenaturales (el alcance y fuerza de los cuales ha llevado a algunos críticos a remarcar que es simplemente demasiado poderoso para un personaje ["Es tan inmortal, sin rival, invencible y fuerte, que es ridículo."]). Éstos incluyen, pero probablemente no estén limitados a:

  • Inmortalidad
  • Regeneración. Alucard puede regenerar cualquier parte de su cuerpo, llegando incluso a ser reducido a una pasta y volver a juntarse por sí solo.
  • Vasta fuerza (de límites desconocidos, pero Alucard puede destrozar gente como si se tratara de "trapos viejos")
  • Sentidos sobrehumanos
  • Vuelo
  • Súper velocidad
  • Intangibilidad (pasar a través de sólidos)
  • Manipulación de sombras en forma física
  • Transformación completa o parcial en murciélagos, insectos, serpientes, diversas formas humanas, y en un perro maldito amorfo llamado Baskerville
  • Control climático
  • Teletransportación
  • Telequinesis
  • Telepatía
  • Lectura de mentes
  • Control mental o Hipnosis.
  • Como todos los otros vampiros, puede chupar sangre (tanto de humanos como de monstruos) y absorber los recuerdos y conocimientos de sus víctimas.
  • Invocar las almas de aquellos cuya sangre succionó (familiares) en variedad de formas que pueden salir de su cuerpo o sus alrededores en un ejército que asciende a miles.
  • La habilidad de absorber sangre a través de su ropa o piel
  • Además en el OVA IV maneja un avión de guerra de manera sobre humana al bajar en picada a 2.8 mach lo que reventaría cualquier cuerpo.
  • Hibernación
  • Aparente inmunidad a la mayoría de las debilidades de otros vampiros (luz solar, decapitación, y, presumiblemente, estacas en el corazón).

1 comentario:

Timoteo Estevez dijo...

dramatico pero bonito...