26.5.10

Y aquel que tomo mi mano, quien iba a cuidarme,
quizas apreto muy fuerte, sin que yo lo pidiera,
quizas ni lo necesitaba, pero estuvo ahi,
invadiendo mis espacios, molestando mis adentros.

Solo escucha la brisa, busca dentro, muy profundo,
entre los demonios de este mundo,
quizas no olvides lo grande que es alla afuera,
los miles de almas purulentas
que conviven en perfecto unisono con el sol

1 comentario:

Angie C. dijo...

Tienes un premio en mi blog